Diagnóstico de celulitis por imagen

Más allá del problema estético, la celulitis representa en sí misma una patología del tejido conjuntivo. Un trastorno local que provoca la acumulación de grasa, y causa una modificación en el aspecto de la piel.

Esta modificación química y estructural del tejido conduce a:
• Micro-circulación arterial, venosa y linfática deficitarias
• Retención de agua y toxinas derivada de un mal funcionamiento del drenaje celular.

La termografía de contacto con cristales líquidos microencapsulados es una tecnología simple y muy eficaz que resuelve la detección de la celulitis desde sus etapas tempranas, cuando el examen visual no es suficiente.

Permiten visualizar, con imágenes en color, la temperatura de las zonas bajo examen para evidenciar las alteraciones de temperatura cutánea causadas por la celulitis en sus diferentes estadios.

• Estadio edematoso (1ª- 2ª etapa)
• Estadio fibroso con formación de los micronodulos (3ª etapa)
• Estadio esclerótico con formación de los macronodulos (4ª etapa)

VENTAJAS
• Sistema fácil, rápido, no invasivo y reutilizable.
• Permite identificar los primeros estadios de la celulitis diferenciándolos de la adiposidad normal, cuando aún no hay signos externos, siendo este el momento idóneo para intervenir
con tratamientos preventivos.
• Orienta al profesional hacia la elección de los tratamientos más adecuados a cada estadio.
• Permite valorar el resultado de los tratamientos.