Nuestra historia

Corría el año 1958 cuando María del Carmen Fernández-Pacheco decidió estudiar Farmacia, contraviniendo las costumbres de una época donde todavía era infrecuente que una mujer estudiase una carrera universitaria.

Compaginando los estudios con la ayuda en tareas domésticas, consiguió su titulación por la Universidad Complutense de Madrid en el año 1962.

Al finalizar los estudios se casa con el amor de su vida, José Antonio Parra, y se traslada a vivir con él a Torrijos (Toledo), que también era el pueblo de sus padres.

Allí comenzó a trabajar como adjunta en la Farmacia de doña María.

En el año 1965, compra la mitad de la farmacia y se convierte en cotitular, hecho que hasta la jubilación de doña María, en el año 1975. 

En ese momento, Mari Carmen compra la otra mitad de la Farmacia y al mismo tiempo la traslada al número 2 de la calle Manuel Benayas, en una esquina de la Plaza de España de Torrijos, donde se ha mantenido hasta ahora. 

En el año 1975 nace Mamen, la hija pequeña del matrimonio, destinada a continuar la tradición familiar.

A lo largo de los años, Mari Carmen se va consolidando como una referencia en consejo sanitario y dermofarmacia dentro de la comarca de Torrijos.

Mamen termina su licenciatura en Farmacia en el año 1998, también en la Universidad Complutense, y tras unos años completando su formación de inglés en Escocia, una diplomatura en Óptica y Optometría, y un trabajo inicial en un laboratorio de análisis de alimentos, decide unirse al negocio familiar en Torrijos en el año 2002, comenzando como adjunta.

En 2012 se realiza una reforma integral en la Farmacia, dando mayor espacio a la exposición, y modernizando todo el interior, sin perder la esencia de la Farmacia tradicional. Asimismo, se empieza a apostar por una mayor especialización, y variedad en el surtido de productos. 

El año 2014, Mamen pasa a ser titular de la Farmacia y continúa ampliando la oferta de productos y servicios, apostando por la especialización.

En 2017 la Farmacia se une a la red Apoteca Natura, apostando por una salud consciente.

Ese mismo año, Mamen termina el Máster en Dermofarmacia, profundizando aún más en la especialización que ya había iniciado tiempo atrás.

Abrimos una zona especialmente dedicada al diagnótico personalizado de la piel, con una cabina y una sala para eventos grupales.

Actualmente la farmacia cuenta con un equipo de profesionales en continua formación y con la visión siempre puesta en la salud de nuestros clientes pacientes lo cuál ha sido el pilar fundamental de nuestra farmacia a lo largo de los más de 50 años que lleva abierta.